El mejor seguro para tu vehículo eres tú. Por eso nos empeñamos en contarte nuestros consejos de Seguridad Vial.
Mientras conduces, apaga tu teléfono, por tu vida y la de los demás
#TeQueremosASalvo

Tiempo de reacción y distancia de frenado, la variable la velocidad de tu vehículo

Cuando hablamos de tiempo de reacción en el vehículo,  ya sea coche, moto, furgoneta o el que prefieras, debemos entender que, estamos hablando de la diferencia entre sufrir o no sufrir un accidente por colisión, bien con un vehículo que nos precede, bien con un objeto inmóvil en la calzada o bien con un peatón que puede surgir de la nada. Es el tiempo que nuestro cerebro es capaz de procesar y enviar el aviso a nuestro pié para que accione el pedal de freno.

Así mismo debemos entender que cuanto mayor sea nuestro tiempo de reacción, mayor serán los metros que nuestro vehículo recorrerá hasta detenerse. Esta es la distancia de detección o distancia de frenado, que será el espacio que necesitamos para detener nuestro vehículo ante un estímulo adverso, como pueden ser animales sueltos o simplemente un charco que nos provoque hacer aquaplaning.

Entendidos estos dos puntos, ahora debemos entender que la distancia de frenado y el tiempo de reacción van íntimamente ligados a la velocidad en que circula nuestro vehículo. El tiempo de reacción si no hay estímulos que provoquen un retardo, casi siempre será la misma, pero si retrasamos unas décimas  nuestro tiempo de reacción, sumando la velocidad excesiva, la distancia de frenado aumentará considerablemente.

La distancia de frenado y el tiempo de reacción no es lo mismo, no te confundas

Toda vez que ya hemos reaccionado toca el turno a detener el vehículo. El estímulo ha sido procesado y tenemos presente el riesgo de colisión, el cerebro manda la orden de detención. Comienza la distancia más peligrosa, si nos hemos equivocado o hemos tardado más de lo debido en reaccionar, nuestro vehículo se encuentra comprometido. Ten en cuenta que sólo tres décimas en el retraso del tiempo de reacción, un vehículo a 120 KM/h aumenta su distancia de frenado en 10 mts .  3 décimas de segundo que pueden causar una muerte.

Estar al 100% concentrados en la carretera puede ayudarte a salvar tu vida o la del que circule delante de ti, o la del peatón que se cruce sin previo aviso. Cansancio, estrés, despistes, somnolencia, pueden ser causantes de un trágico accidente. Estos estados se convierten en poderosos enemigos del conductor, ya que por una brevedad insignificante nuestro vehículo seguirá avanzando hacia un desastre sin que nosotros podamos hacer absolutamente nada.

Puedes ejercitar tu mente para reducir el tiempo de reacción, pero si no aumentas la distancia de frenado y moderas tu velocidad, no sirve de nada. Además si provocas una distracción por ejemplo, el uso de tú teléfono cuando estás conduciendo, la combinación resulta nefasta.

El uso de tu teléfono al volante, un peligro seguro

Si somos coherentes, debemos dar muchas gracias a la DGT por sus innumerables esfuerzos en mejor nuestra seguridad Vial. Campañas para el abandono de situaciones de riesgo al volante de los vehículos, como el consumo de alcohol, han provocado que disminuyan drásticamente, aunque por desgracia todavía no ha desaparecido, los accidentes relacionados con el alcohol en los últimos años. Pero en cuanto hablamos de utilización de teléfonos al volante de los vehículos, los números describen una situación radicalmente opuesta, el número de accidentes por esta causa sigue aumentando, campaña tras campaña.

El último estudio sobre comportamientos al volante descubre que la utilización de los teléfonos inteligentes al volante es especialmente peligrosa. El 8,5% de los usuarios de vehículos declara que ha mirado sus redes sociales, ha enviado un mensaje o bien ha escrito y enviado un correo electrónico, mientras conduce. Pero aquí no se queda todo. Las cifras se disparan cuando vamos disminuyendo la edad del conductor.

El 24% de los usuarios de automóviles de edades comprendidas entre los 18 años y los 24 años utilizan habitualmente el teléfono al volante de su vehículo, así lo atestigua el mismo estudio de comportamientos al volante. En este caso el tiempo de reacción de estos conductores aumenta en un 38%. Por si no fuera bastante, un conductor que habla por su teléfono mientras conduce tiene serias dificultades de mantener su carril, controlar la velocidad adecuada, y mantener la distancia de seguridad con el vehículo que le precede. Y otro punto a tener en cuenta, dependiendo del tono de la conversación tendemos a conducir más deprisa.

Para darnos cuenta, aún más de la magnitud del peligro de usar el teléfono al volante de nuestro vehículo, escribir un mensaje aumenta nuestro tiempo de reacción en más del 87%. Hablar por el “manos libres” aumenta el mismo tiempo de reacción en un 27%.

La utilización del teléfono mientras estás al volante de tu vehículo, sólo es una decisión tuya, de nadie más. Nada hay en la vida tan importante como la propia vida. No te juegues por un instante que puede truncar tu futuro. Apaga el móvil cuando estés conduciendo. Hazlo por lo que más quieras, no tienes segundas oportunidades. Recuerda #TeQueremosASalvo .

La seguridad de tu vehículo comienza con un buen seguro

En carretera toda la seguridad que puedas proponer siempre será poca, por eso nuestros seguros para Tu Coche, están diseñados y pensados para que cuando más nos necesites  estar siempre a tu lado. Para ello nuestros a nuestros clientes les recomendamos descargar nuestra App gratuita, para poder comunicarnos cualquier incidencia, pedir auxilio, o simplemente gestionar sus seguros, recibos, o ver cómo van sus siniestros, todo en tiempo real y completamente On-line.

Seguros Aguirrebeña mediación quiere estar a tu lado en los momentos que más ayuda necesitas. Solicita ya tu presupuesto para el Seguro de Tu Coche, o calcula el tuyo en pocos minutos.

Seguros Aguirrebeña Mediación, seguros con corazón.