Estamos seguros que una de las peculiaridades del sistema de cotizaciones para trabajadores autónomos es que es igualitario lo mires como lo mires. Otra cosa serán sus prestaciones, pero en cuanto a cotizaciones, los Trabajadores autónomos tienen los mismos problemas que las trabajadoras autónomas. Te lo contamos.

Los problemas de los trabajadores autónomos que cotizan por la base mínima

El sistema de cotizaciones en Seguridad Social para los trabajadores Autónomos , R.E.T.A., es un sistema singular, que permite al cotizante elegir la base de su cotización. Lógicamente existe un mínimo y un máximo, pero el/la trabajad@r autónom@ tiene la libertad de elegir lo que desea cotizar.. Sólo un pequeño apunte, a partir de los 47 años existen restricciones para incrementar la base de su cotización.

Seguridad Social implemento esta restricción para evitar que en los últimos años de vida laboral el trabajador autónomo (llámese igualmente trabajadora autónoma) que cotizaba por lo mínimo pudiera, de alguna manera comparar su pensión, cotizar por lo máximo, precisamente el periodo que elige Seguridad Social para calcular la pensión de los Trabajadores autónomos (igualmente para las trabajadoras autónomas).

El 90% de los trabajadores autónomos menores de 47 años cotizan por lo mínimo

Hay que tener en cuenta que los trabajadores autónomos, igualmente que las trabajadoras autónomas, que el próximo 1 de enero no alcancen la edad de 47 años, podrán elegir su base de cotización, esto es desde los 893,10€ mes de mínima a 3751,28€ mes de máxima, y que por regla general, no olvidemos que el 90% aproximadamente de los componentes del colectivo que llegan más o menos a 3.200.000 cotizantes en nuestro país.

Si a esto le sumamos que a partir del 2027 la base reguladora será calculada en base a los últimos 25 años antes de alcanzar la edad de jubilación, que recordemos ya es de 67 años (excepción hecha para los que acrediten haber cotizado un número igual a 38 años y 6 meses),  la pensión de los trabajadores autónomas, y por supuesto de las trabajadoras autónomas, el tramo para su cálculo será desde los 42 años (si optas por la jubilarte anticipadamente a los 65 años el cálculo será desde los 40 años), podemos afirmar que serán las cotizaciones realizadas a partir de los 40 años cuando las futuras cotizaciones tengan un efecto real en el cálculo real de las pensiones.

Un autentico problemón para la gran mayoría de los trabajadores y trabajadoras autónomas  que no hayan aumentado ya su base de cotización.

¿Qué pasa con los trabajadores, trabajadoras, autónomos a partir de los 47 años?

Una vez alcanzada la edad de 47 años, la mayoría de los trabajadores y trabajadoras autónomos, siguen  cotizando por lo mínimo, es un hecho comprobado, ya que puede tener en esta edad un efecto, por decirlo de alguna manera, “beneficioso”  a corto plazo. Y esto es debido a que la falta de cotización para contingencias comunes y de jubilación, de alguna manera hace disponer de esos recursos para pueda continuar la actividad económica de los trabajadores y trabajadoras autónomos, pero claro en caso de baja temporal tendremos el problema de la cotización por la mínima.

Baja laboral Trabajadores autónomos

Recordamos que en caso de una baja laboral, el trabajador autónomo y la trabajadora autónoma, la prestación será el porcentaje de base reguladora correspondiente al mes anterior a sufrir la baja laboral divida por 30, si es por enfermedad común o accidente no laboral, hasta el 4º día no dará lugar a indemnización alguna, del 4º día al 20º día será el  coeficiente del 60%, y tan sólo a partir del 21º día del 75%. En el caso de ser accidente laboral o enfermedad profesional alcanzará el 75% a partir del día siguiente de la comunicación de la baja. En este caso sólo se tendrá en cuenta la baja si el trabajador autónomo o la trabajadora autónoma han optado por cotizar contingencias profesionales. En consecuencia, resumiendo, los trabajadores y las trabajadora autónomas tendrán una prestación que indudablemente, será, muy, muy reducida. Y por supuesto hay que seguir pagando la cuota correspondiente al R.E.T.A, ya que la obligación no cesa ni estando de baja.

Pensión trabajadores autónomos

Como decíamos al principio tanto los trabajadores autónomos como las trabajadoras autónomas, se encuentran en una especial situación de vulnerabilidad por dos causas

  • La predisposición para cotizar por la base mínima hace que la pensión de los trabajadores  y trabajadoras autónomos se reduzca al estar directamente vinculas
  • El propio sistema RETA con su singularidad que hace no existir una posibilidad de aminorar las lagunas de cotización, lo que conlleva una penalización excesiva en los periodos de inactividad de los trabajadores y las trabajadoras autónomas.

Para comprender la magnitud del problema basta dar un repaso a los números que el propio sistema R.E.T.A. dispone. Un trabajador o una trabajadora autónoma con una cotización de 15 años en la base mínima, recuerda que es lo mínimo exigido, tendría derecho a una pensión de 226€, siendo de 561€ con 25 años cotizados, llegando a los 744€ si el trabajador o trabajadora completara el recorrido completo que se propone,  35 años.

Bajo este prisma, el trabajador tanto como la trabajadora autónoma, debe de comprender la importancia bien de adecuar la base de su cotización a sus ingresos, los reales, aunque en algún momento vaya en detrimento de sus propios ingresos para llegar a aumentar su pensión, o efectúe una acción que contrarreste la vulnerabilidad que el propio sistema crea en base a su cotización por lo mínimo, caso de los mayores de 47 años y en breve de los mayores de 42, dada la imposibilidad de capacidad de generar mayor pensión de cara a su jubilación.

Para este caso, Seguros Aguirrebeña Mediación propone a todos los trabajadores y trabajadoras autónomas su Seguro de protección Social, con el fin de poder paliar en el modo de lo posible de una situación real que se dará en el futuro, el empobrecimiento de los propios trabajadores y trabajadoras autónomas en su jubilación. Además con Protección Social dispondrás de un subsidio desde el primer día como consecuencia de la paralización de tu actividad como consecuencia de la baja laboral por enfermedad o accidente, tanto común como profesional, complemento al que Seguridad Social pueda ofrecerte para que tu nivel de vida no se vea fuertemente castigado. También encontrarás solución a los problemas de orfandad, viudedad, invalidez, etc…, todo desde 50€ al mes.  Y para las Mujeres Trabajadoras Autónomas déjanos que te contemos nuestra baja por maternidad.

Déjanos que estudiemos tu caso y evaluemos tu riesgo para ayudarte a encontrar las soluciones más personalizadas y que se ajusten a tu bolsillo.

Es el momento de tomar una decisión, ¿hablamos?

Seguros Aguirrebeña Mediación, seguros con corazón.