Todos los años comenzamos nuestros propósitos elaborando la lista de los objetivos que queremos cumplir en el año que empieza. Uno de estos propósitos sin duda es el ahorro. Pero cuando avanzan los meses, nos damos cuenta que no lo vamos a conseguir y lo seguimos aplazando. Cambia tus estrategias para conseguir tu objetivo. Te lo contamos en el artículo.

Una estrategia de ahorro correcta, esta es la clave de la seguridad de tu futuro

Este año cambio de coche, este año me voy de vacaciones, este año…, este año vas a ahorrar.

Todos nuestros propósitos de año nuevo, todos, son positivos, vida saludable, adelgazar, viajar, mejorar. Pero si son tan positivos ¿porqué no los alcanzamos? La mayoría de las ocasiones la culpa se la adjudicamos a la falta de tiempo o a la falta de dinero, pero hemos reflexionado alguna vez en que, quizás, sea por la falta de sistema o de método, si es que le tenemos?

Un buen ahorro comienza por ponerse metas, pero serán muy difíciles de conseguir sin no tenemos un sistema, y menos aún si no tenemos un hábito. Piensa que cuando te pones metas inconscientemente piensas en la lejanía en el tiempo para conseguirlas, objetivos que al final nos parecen demasiado grandes y demasiado lejanas. Pero si te propones un hábito, verás como la sensación de cumplirlos inmediatamente aparece sin darte cuenta.

Y sobre todo cuando hablamos de ahorro, sean cuales sean las metas, ya sea para cumplir el sueño de tu viaje deseado, ya sea para mejorar tu hogar, o ya sea para constituir el capital necesario para asegurar tu jubilación.

El ahorro emocional

Te ponemos un ejemplo que la mayoría de nosotros ha padecido, propósito de año nuevo “voy hacer dieta”. La sensación es la misma “me tengo que apretar el cinturón”, aparece sin darnos cuenta una sensación de carestía y ansia, con lo que traduciremos inmediatamente la sensación de ahorrar (hacer dieta) en una experiencia que va a ser de todo menos placentera, haciéndonos olvidar los beneficios de futuro que vamos a obtener, provocado el abandono del objetivo irremediablemente.

¿Cuál será la solución? Trabaja tu mente y proponte, no el resultado final, sino en el objetivo concreto, muchos pocos hacen un montón. Convierte tus objetivos a largo plazo en objetivos a corto plazo, diarios o mensuales, y por supuesto reduce el tamaño del objetivo final a tamaños de objetivos intermedios, un camino comienza por un paso.

El Ahorro como objetivo realista

El Ahorro no debe de ser un objetivo que nos ocasiones una carga emocional, debe de ser alcanzable y sobre todo debe de ser realista. Analizar nuestra capacidad de ahorro debe der ser el primer paso.

Haz balance de tu situación, mira tus ingresos y analiza tus gastos, Lo primero las necesidades básicas, estas de las que no podemos prescindir. Los analistas especializados hablan del sistema 50/20/30. El 50% para los gastos básicos, el 20% para el ahorro y el 30% para los gastos personales, este debe de ser el resultado.

Los tres pasos del ahorro programado

Nuestra disposición y nuestra implicación nos servirá directamente para poder alcanzar con el objetivo de ahorro, no lo dudes, ya que nosotros debemos ser la persona de confianza de nosotros mismos. No des por sentado que no tienes la disciplina que te disponga hacia el ahorro y que lleve al traste tu propósito de ahorro.

Para ello cambia tu forma de pensar respecto al ahorro. Ten presente tu presupuesto y comienza a cambiar tu mente y tus hábitos, valora la importancia del ahorro respecto a tu objetivo y proponte con paso firme a conseguirlo con los tres pasos fundamentales:

No seas demasiado optimista 

Es buenos ser positivo, pero también debemos de ser realistas. Siempre pensamos, las personas, que el mes que viene gastaremos menos, por lo que conviene saber de ante mano cual es el monto económico que podemos destinar al ahorro. Plantéate llevar un registro de los gastos que realizas para saberlo. Las nuevas tecnologías pueden ayudarte a realizarlo. Cuando tengas el resultado podrás saber realmente y a ciencia cierta por dónde se va el dinero y cómo puedes retenerlo para destinar a tus ahorros para el futuro el montante suficiente.

Imagínate en el futuro

Para la mayoría de nosotros en muy difícil imaginarnos como seremos cuando llegue el momento de nuestra jubilación, además y muy probablemente te de miedo alcanzar un acuerdo contigo mismo para poder contraer un plan de ahorros tan serio. Pero debes de ser consciente que por muy lejano que nos parezca o por muy serio que pueda sonar, estamos equivocados, el futuro es un momento que sucede inmediatamente, y cuanto más joven eres en tomar conciencia de ello y alcanzar contigo mismo el acuerdo de planificarlo, mucho mejor, más tiempo tienes y menos tendrás que aportar a tus plan de ahorro programado. El futuro sólo depende de ti. Es la hora de proyectar tu yo de futuro y que empieces a cuidar de él.

Objetivos pequeños

Y ahora volvemos al punto de partida, los objetivos pequeños forman metas grandes. Divide tu metas en objetivos concretos, en metas diarias o mensuales que hagan que crezcan tus hábitos de ahorro, y que aparezcan para quedarse. Este es nuestro objetivo principal, puesto que sin este hábito, no podremos conseguir las metas, y si obtenemos el hábito de ahorro el esfuerzo será mínimo y los resultados serán enormemente enriquecedores, tanto en lo personal como en lo económico.

Seguros Aguirrebeña Mediación, expertos en seguros de ahorro programado

Los seguros de ahorro son la mejor herramienta para conseguir que aparezcan los hábitos de ahorro programáticos. Adquirir un hábito de ahorro regular, desde la perspectiva de aportes pequeños, nos ayudará primero a adquirir el hábito de ahorro y por supuesto a alcanzar las metas que nos propongamos. Desde los 30€ al mes puedes comenzar tu plan de ahorro programado con la seguridad que tus ahorros están asegurados, que tu rentabilidad está asegurada, y que aseguras una jubilación que te permita mantener tu actual nivel de vida. Todas las ventajas que el ahorro programado te ofrece además de un excelente tratamiento fiscal.

Solicita tu presupuesto o ponte en contacto con nosotros y uno de nuestros asesores profesionales te guiará en todo momento para analizar tu situación personal y económica para conseguir el plan de ahorro programado que mejor se adapte a ti y tus circunstancias.

Comienza a conseguir tu hábito de ahorro, los beneficios son muchos.

Seguros Aguirrebeña Mediación, seguros con corazón.