En España no son ni más ni menos seguros los hogares que en el resto de Europa. Cada 5 minutos ocurre un accidente doméstico, demasiado a menudo grave. Ni todos se pueden evitar, claro está, ni todos tienen porqué acabar en urgencias, pero en una buena parte de ellos podemos actuar para aminorar sus consecuencias. Hoy te hablamos de los incendios en la cocina. Mira cómo reducir sus consecuencias.

Un hogar seguro comienza por saber cómo hacer nuestro hogar más seguro

Los seguros de hogar tienen un componente básico obligatorio, la cobertura de incendios. Esta es la garantía principal de la que es objeto los seguros para Tu Hogar. El incendio es la única causa de desaparición del bien asegurado, nuestro hogar.

Pero todos los incendios en los hogares no tienen las mismas consecuencias ni acaban como destructores de Tu Hogar, que tanto tiempo, esfuerzos y dinero nos cuesta adquirir. Una buena parte de ellos son simples incendios que bien podemos controlar, aunque en casi todos ellos los daños causados bien por los humos que provocan, como por la acción directa de las llamas suponen a menudo un agravante muy serio para nuestras economías.

Accidentes comunes en la cocina de tu hogar

La cocina de nuestros hogares, en todos ellos, es el principal foco de accidentes, cortes, quemaduras, incendios, son el verdadero peligro de la confortabilidad en el hogar. Pero en esencial es el principal foco de incendios or los utensilios, materiales, y sobre todo por el fuego y las altas temperaturas que en ella se alcanzan.

Dependiendo de los materiales que utilicemos en las cocinas de nuestros hogares, dará lugar a un tipo o a otro de incendio. Pero los incendios más comunes en las cocinas de los hogares españoles se produce a consecuencia de la utilización de aceites, y de estos nos vamos a ocupar.

El aceite no está considerado como un combustible por sí sólo, lo que sí es combustible son los vapores que desprende en su calentamiento mezclado con el oxigeno que nos rodea en el medio ambiente. El aceite necesita de una temperatura de 300 grados para conseguir la evaporización que le llevará a la combustión, y aunque esto te parezca una exageración en la sartén que tú usas habitualmente en tu hogar para cocinar, el aceite puede alcanzar los 400 grados, lo que ya te puede dar una idea del peligro de incendios que puede existir en la cocina de tu hogar.

¿Cómo se produce un fuego en la cocina de tu Hogar?

¿Cuántas veces has visto caer un poco de agua en aceite caliente? Ya conoces las consecuencias, salpicaduras de aceite.  Esto se produce porque el agua pude llegar a hervir, 100 grados, si cae en aceite a 300 grados la evaporación es inmediata. El vapor ocupa más volumen que el  líquido, consecuencia el agua empujará una multitud de gotas de aceite hirviendo, casi ardiendo, violentamente por todos los lados alrededor del foco de calor.

¿Cómo reaccionar ante un fuego en la cocina de tu Hogar?

En el caso de verte envuelto en una situación de incendio en la cocina de Tu Hogar, lo primero y primordial, mantén la calma y reacciona siguiendo unos sencillos pasos.

Mantén la calma. Es preferible pedir ayuda a quién corresponda, bomberos, vecinos, familia, que andar intentando apagar un fuego de forma errática, com pollo sin cabeza .

Corta los suministros de gas y electricidad de Tu Hogar. No le des combustible al fuego.

En el caso de que el fuego no se haya propagado por la cocina de Tu Hogar, cogeremos un paño, lo mojaremos, escurriremos el sobrante de agua para que no gotee y a continuación cubriremos el foco de fuego con él, normalmente te va a pasar en una sartén o una freidora. Espera a que se consuma y se enfríe. No tapes el fuego nunca con tapas, pueden volver a reproducirse. Y nunca muevas el recipiente incendiado hasta que esté completamente frío.

En caso de que el fuego se haya propagado por la cocina de Tu Hogar. Nunca intentes apagarlo con agua, puedes conseguir el efecto contrario ya que tiende a expandirse el foco de llamas. Si ves que es demasiado grande, llama a emergencias, bomberos locales o directamente al #112, ellos te guiarán para que sepas cómo debes de actuar correctamente. Si te atreves con él porque su tamaño no es grande, usa un extintor de polvo ABC. En todos los hogares deberíamos tener al menos 1, son fáciles de adquirir, no abultan demasiado y nos pueden llegar a sacar de un gran apuro si los usamos correctamente. Antes de usar el extintor, asegúrate que vas a tener una fácil escapatoria, sitúate entre el fuego y la vía de escape. Es la hora de usar el extintor. El chorro de polvo debe dirigirse directamente a la base del foco de fuego, y si ves que el foco no remite, o se agranda o no puedes apagarlo, abandona directamente Tu Hogar, cerrando todas las puertas, avisa a emergencias y no te preocupes porque lo material tiene arreglo.

Y  ten por seguro que lo que te decimos es verdad. Nuestros Seguros para Tu Hogar están diseñados desde el conocimiento de los riesgos que pueden suceder, pero antes de contratarlo nuestros asesores profesionales te ayudarán a calcular los capitales que debes de asegurar, tanto para el Contenido, Tu Hogar, como para el continente, muebles, ajuar personal, etc. Además te guiarán en todo momento para que las garantías que necesitas estén en el Seguro de Tu Hogar. Pide tu presupuesto ahora, sin más compromiso y verás como la seguridad de Tu Hogar cuesta mucho menos de lo que crees.

Y además con nuestra App  que encontrarás en la Play Store o en la App Store podrás estar en permanente contacto con nosotros, que además de poder gestionar todo lo relacionado con tus seguros, pólizas, recibos, siniestros, nos tendrás siempre a tu lado para solucionar los terribles momentos ¿#YahoraQue?

¿Hablamos? Es fácil, envíanos un mensaje por Faceboock, Twitter o un e-mail y nosotros nos encargamos del resto. Te esperamos.